Familia y oligarquía en el PRI de Aguascalientes

Familia y oligarquía en el PRI de Aguascalientes

Loading

Derivado de opiniones vertidas en el grupo de discusión de whatsapp de Crisol Hoy el lunes 20 de julio de 2020 en torno al texto: Elsa Amabel Landín Olivares: Cuando Se Arrastra El Apellido, de Gustavo de Alba. Diferentes participantes reaccionaron enviando comentarios, en el mismo grupo y en privado, aprobando y algunos pocos rechazando el estilo de análisis del autor. Quien por su estilo de presentar sus sintagmas combina de forma dialéctica hechos históricos en los que el abuelo de la ahora diputada Elsa Amabel Landín Olivares participó de diferentes momentos del México posrevolucionario, logrando el abuelo tener una imagen incluso de “comunista”. Estos hechos seleccionados muestran una relación familiar con una ideología que reinó en el PRI por varias décadas, y que debiera ser de mayor análisis para describir la transformación ideológica de individuos pertenecientes a una oligarquía inmersa aún en los restos del PRI, y con estas transformaciones testificar cómo una nieta de el Profesor Enrique Olivares Ventura voto a favor una reforma de corte ideológico de extrema derecha como lo es el “PIN Parental” recientemente aprobado en el Congreso de Aguascalientes por la Legislatura LXIV. (Ver: Pin Parental En Aguascalientes, La Importancia De Llamarse Heder, Paloma Amėzquita: Heredarás El Viento.)

[bctt tweet=»que se enmarca a favor o negativamente en los juegos de las posiciones de las oligarquías con respecto quien ostente el poder de la mayoría.» username=»crisolhoy»]

El amigo Jesús Medina Olivares fue uno de los que reacciono y expresó (cito aquí parte de su comentario).

“La postura de Elsa Amabel respecto al PIN parental, debe abordarse desde su estricta responsabilidad individual.

El modo de diferir y refutar debe ser de manera directa con el tema de referencia que se discute y con la persona que lo sustenta.” Jesús Medina Olivares en Whatsapp Crisol Hoy

Coincido con Jesús Medina Olivares. Los historiadores y analistas verán el nombre de Elsa Amabel y de otros legisladores como parte de los diputados que aprobaron una ley polémica y con ello sus consecuencias a favor o en contra del juicio de la historia; sin recordar el nombre de sus asesores, lugar en el que más de un legislador ya quiso refugiarse para no reconocer en el presente su falta de compromiso con la sociedad por el trabajo que se le está pagando, dejando la responsabilidad de ello en otros en el mejor de los casos; si no es que ese voto fue cambiado en alguna negociación oculta con los representantes de la mayoría por alguna transacción legislativa que no se nos ha dado a conocer aún.

En cuanto a la crítica “debe ser de manera directa”: es una cuestión de estilo. Pero la forma en la que abordó Gustavo Arturo de Alba el tema cobra importancia, más cuando en diferentes momentos de campañas políticas (en espacios públicos), la misma Elsa Amabel Landín Olivares usa los nombres y figura simbólica de su abuelo y familiares que en otros momentos llegaron a ocupar diferentes cargos de importancia dentro de la organización política del PRI y en la nación. Ello con el fin de presentarse ante el electorado como una heredera de un pasado “glorioso” y de “progreso” con el fin de atraer simpatizantes y empatías en favor a su persona para que ello se traduzca en posiciones dentro de la organización del PRI y triunfos en las urnas. (Por ejemplo ver: La UAA Rinde Homenaje al Profesor Enrique Olivares Santana, Ilustre Promotor de la Educación en México)

Por otro lado Maurice Duverger en su análisis <<Los partidos políticos>>, establece que los legisladores difícilmente toman decisiones personales. Ya que sus acciones (votos legislativos), están influenciadas por un pasado histórico que se enmarca a favor o negativamente en los juegos de las posiciones de las oligarquías con respecto quien ostente el poder de la mayoría. En este momento Maurice Duverger coincide con Robert Michels al señalar que en la Ley de Hierro (ver: La Ley De Hierro: Robert Michels), explica cómo los legisladores y con mayor medida los que logran reelecciones son legisladores de partido que representan “OLIGARQUÍAS”, por lo que hacer un señalamiento al pasado histórico de “X” legislador con las posturas históricas de su propia familia u oligarquía cobran mucho sentido para el análisis que permite observar las transformaciones ideológicas de una institución.

En este punto sobre instituciones recuerdo a Pierre Bourdieu en su libro <<Los Herederos>>, en el cual da muestra de metodologías para observar las transformaciones discursivas de las generaciones en relación a los capitales culturales, ideológicos, políticos y económicos de una familia, y con ello, los cambios generacionales transformar las realidades institucionales. Completamente vigente este tipo de análisis más aún si estamos presenciando la muerte o transformación de una institución como el PRI. Que para bien o para mal, forma parte de la historia de México. Por lo que este tipo de estudios debieran ser más utilizados por la academia y los opinadores públicos. Lo que hace Elsa Amabel Landín Olivares es muestra de la muerte de una ideología que formó y nutrió un una institución (en sus hechos está clavando los clavos del ataúd del PRI).

Otro participante dentro del grupo de opinión de Whatsapp de Crisol Hoy expresó respecto al artículo de Don Gus:

Ahora bien, si fuiste la titular de un órgano que defiende los derechos de las mujeres pues al momento de votar en cualquier proyecto debes tener en cuenta las ideas o principios que vienes defendiendo antes.” (Enrique Pimentel González Pacheco. en Whatsapp Crisol Hoy)

Lo que abona más a la sensación de los pasillos legislativos y de la tenebra política de los palacios de gobierno, que el “PIN Parental” fue arreglado por intereses no públicos que favorecen el regreso a la palestra de viejos actores políticos que se creían enterrados con la firma de paz luego de la Guerra Cristera, pero que en realidad siempre han estado ahí latentes como lo señala Salvador Camacho Sandoval en su libro recientemente publicado por la UAA <<La Temible sexualidad. Reformas educativas en México y libros de texto en debate>> 2019 (Espero pronto poder retomar el tema en otras oportunidades del libro de Salvador Camacho).

Pero continuando y cerrar el tema de la familia Olivares por el momento. Hay que reconocer que así como hay individuos dentro de la oligarquía Olivares-Ventura que utilizan los apellidos de la familia para abrirse camino, los hay quienes esa misma relación heráldica les ha estorbado para abrirse paso en algún momento, uno de esos ejemplos es el amigo Jesús Olivares Medina, que por su relación de sanguínea más de una ocasión sus legítimas aspiraciones fueron truncadas. Pero dejaré ello para que Don Gus en alguna nota relacionada a su columna de crónicas sobre Aguascalientes en el “Lejano Cotidiano”, nos pueda narrar esas leyendas urbanas.

Elsa Amabel Landín Olivares en homenaje público en la UAA a su abuelo el Profesor Enrique Olivares Santana, en donde también aparece Héctor Hugo Olivares Ventura (candidato del PRI a  la Gobernatura de Aguascalientes en 1998, tío de la hoy diputada local Elsa Amabel Landín Olivares).

Diego de Alba Casillas

Dr. en Ciencias Antropológicas por la UAM-I. Sociólogo de profesión por la UAA. Aprendiz de reportero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!