LAS CONTRADICCIONES DEL GOBIERNO DE LÓPEZ OBRADOR

LAS CONTRADICCIONES DEL GOBIERNO DE LÓPEZ OBRADOR

Loading

A lo mejor lo que para nosotros sean contradicciones para López Obrador no lo sean, pero por lo menos hay dos afirmaciones dichas por el presidente de la República que chocan con la realidad manifiesta en algunas acciones de su gobierno, nos referimos al decreto por dar fin al neoliberalismo y a la separación del poder económico del político.

[bctt tweet=»Las respuestas a ambos cuestionamientos lo que demuestran son las diferencias políticas que, era obvio que tarde o temprano se iban a evidenciar para llegar a chocar» username=»crisolhoy»]

Las respuestas a ambos cuestionamientos lo que demuestran son las diferencias políticas que, era obvio que tarde o temprano se iban a evidenciar para llegar a chocar, en tanto tenemos visiones diferentes de país y una concepción diferente de lo que debe ser la Cuarta Transformación.

Los tres párrafos que a continuación reproduzco, originalmente fueron redactados para la Introducción de la propuesta de Programa del MCM, que creo caen a tono para lo que ahora pretendemos comentar. Por tanto los tomo prestados. Dice:

Seguimos viviendo en un periodo del capitalismo en el país, pero en una fase transicional democratizadora, en la cual debemos incidir determinantemente, si queremos realmente transformar a este país. Imprimirle a la llamada Cuarta Transformación nuestro sello y no necesariamente el que empuja el actual grupo en el gobierno, con el cual evidentemente hay diferencias.

Concebimos el cambio como una necesidad histórica, no podemos conformarnos como están las cosas con el nuevo gobierno. Nuestra postura de acompañamiento crítico implica insistir en nuestra propuesta de profundización de un cambio real, no cosmético, no sólo para darle un rostro humano al capitalismo, sino de transformación real hacia el socialismo.

Es ir abriendo un camino distinto, diferente al prevaleciente en el actual gobierno, donde está claro, poco a poco nos iremos separando, no necesariamente para seguir caminos antípodos, pero que si permitirán la confrontación de dos visiones diferentes, producto de ópticas que tienen horizontes distintos.

En lo económico es quizá en donde mayores divergencias hay con el gobierno de López Obrador y no a partir de sus manifiestas simpatías con el keynesianismo, sino que aún con lo anterior, hay rasgos evidentes de dar continuidad al neoliberalismo y a beneficiar en los hechos a la oligarquía financiera.

Cuando recién López Obrador presentó el Plan de Reactivación Económica a meses de haber iniciado la pandemia, se jactó al decir que, había roto “el molde del modelo neoliberal”. No fue así. La política seguida hasta ahora más ha beneficiado a la oligarquía financiera. Nunca ha querido tocar la política fiscal, sobre todo después de que ha caído el consumo, las exportaciones y la inversión. De esta manera es previsible que la demanda disminuya, no haya una recuperación de fuentes de empleo conforme de la cifra que se ha perdido desde marzo pasado y por lo mismo no crezca la economía.

Es esperable que tampoco que la austeridad fiscal, como la ha venido aplicando el gobierno federal incidirá positivamente en el empleo y el crecimiento económico. En contrapartida, como bien lo señala el economista de izquierda Arturo Huerta, “el gasto público deficitario, al impulsar la actividad económica y el empleo, incrementa el ingreso nacional, y con ello los ingresos tributarios y autofinancia el gasto público deficitario y de ahí por qué los países que están aumentando su déficit no se preocupan y no aumentan impuestos”.

Otro aspecto cuestionable es su negativa para tocar al Banco de México y mantener su independencia, que la tiene con respecto al gobierno, pero no ante las políticas de Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, que son defensores por sobre todo de la política neoliberal. De esta manera, más que una ayuda para sortear la crisis económica es un obstáculo.

Por último también está el aumento del ingreso real de la gente. No es sólo el apoyo a través de los programas sociales, eso está bien, sino como abarcar a todos aquellos afectados provenientes del mercado informal, que siguen sin ocupación y sin perspectivas para tener algo de lo cual vivir. Se prevé que ahora, los incrementos salariales determinados por la CONASAMI el mes entrante serán conservadores, nada que ver con el anterior.

López Obrador no ha tocado al sector financiero y pareciera que no lo quiere tocar, por lo pronto, siguen siendo de los favorecidos y al contrario, ello acentúa la desigualdad a partir del ingreso y precariza la situación de los trabajadores, aun cuando estos tengan ocupación.

Entonces, dónde está el divorcio con el neoliberalismo o entre el régimen político y económico. No lo vemos por ninguna parte, al contrario.

Daniel Carlos García

Aguascalentense de nacimiento, comunista por convicción y médico por estudios en la UNAM. Militante activo de la izquierda marxista desde la década de los 70’s; fue miembro y dirigente de los partidos: PCM, MAUS, PSUM, PMS Y PRD. Periodista por vocación y colaborador de diversas publicaciones. Ha escrito diversos libros, entre ellos: “Fulgor rebelde. La guerrilla en Aguascalientes”, “El perredismo en Aguascalientes” y el “Diccionario de la Izquierda en Aguascalientes”, “Historia y situación del cooperativismo en el DF” y “Las mujeres en la Revolución Mexicana”. Fue Director de Capacitación para el Empleo del Gobierno del Distrito Federal (2000-2005); asesor del Srio. de Gobierno del GDF y Director de Estudios y Estadísticas del Trabajo (GDF 2007-2012). Actualmente es Gerente de Saludo en CENFES, AC, así como organizador y dirigente del Movimiento Comunista Mexicano (MCM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!