LOS TIEMPOS DE LA IZQUIERDA

LOS TIEMPOS DE LA IZQUIERDA

La frivolidad impera en los cuasidebates habidos en Diálogos… Pero también en mucho, en la ignorancia, aunque se toquen temas centrales de la agenda nacional. Definitivamente no le entro ni le entraré a esa dinámica, aunque esté convencido que hay mucho que discutir. Diego debiera ordenar mejor esta actividad para darle un mejor sentido para un espacio que si hace falta y que con franqueza está subutilizado.

Después de este comentario al calce, Inicio mi comentario de esta semana, que sigue en el marco de lo que se derivó de los resultados del proceso electoral. En México perdió estrepitosamente la derecha y ganó el progresismo, no la izquierda reivindicada como socialista, aunque una buena parte de ella hayamos votado por ese lado. Por ello es ligero concluir que amaneceremos cantando La Internacional. Bueno fuera, pero no es así.

El progresismo representado por López Obrador y ahora con la continuidad de Claudia Sheinbaum, aun su carácter antineoliberal, no lo hace de izquierda, menos aún con el humanismo en mucho cristiano, que podemos ver explicada en el libro del todavía presidente: La economía moral.

Es un gobierno diferente a los que tuvieron el PRIAN, que bien nos puede conducir a un proceso de democratización, pero sigue siendo expresión de un Estado capitalista, que por cierto no tocó como se debiera a la oligarquía financiera. Si bien les hizo pagar lo que debían al fisco, nunca los afectó al negarse a grabar el gran capital con una reforma fiscal a fondo. Los grandes hombres del dinero siguieron teniendo sus enormes ganancias, si no hay que revisar la situación de Slim, Larrea o los banqueros, solo por señalar a algunos.

Su progresismo ha permitido voltear hacia los mexicanos de abajo, a los cuales ha apoyado correctamente con los programas sociales, de corte keynesiano, que mucho efecto positivo tuvieron en Estados Unidos después del crack financiero de 1929. No por nada, para AMLO el mejor presidente del país vecino ha sido Roosevelt, antes que Abraham Lincoln.

El círculo de los programas sociales se cerró con otras medidas, que evidentemente iban a caer bien a la mayoría de los mexicanos, como el aumento sustantivo al salario mínimo, la disminución de los índices de desempleo y el todavía no acabado ajuste al sistema de pensiones. Lo cual se ha evidenciado en la disminución de los pobres en cinco millones de personas. Aunque falta mucho para aplicar como se debe, el reparto equitativo de la riqueza.

Lo anterior explica cual fue el razonamiento del grueso de la población, para sufragar masivamente por Morena y sus aliados. Por algo muy pocos cayeron en el garlito de la derecha, que se afectaría a la gente quitándole su casa, con la reforma de un inexistente artículo 139 Constitucional, cuando una persona medianamente informada sabe que son 136.

La izquierda socialista casi en su totalidad apoyó a Claudia Sheinbaum, pero sin otorgar cheques en blanco, sino en lo que se llamó “acompañamiento crítico”, reconociendo lo positivo pero criticando lo negativo. Ahora debe salir de la marginalidad y constituirse en un contrapeso, sin que ello implique hacerle el juego a la derecha.

Daniel Carlos García

Aguascalentense de nacimiento, comunista por convicción y médico por estudios en la UNAM. Militante activo de la izquierda marxista desde la década de los 70’s; fue miembro y dirigente de los partidos: PCM, MAUS, PSUM, PMS Y PRD. Periodista por vocación y colaborador de diversas publicaciones. Ha escrito diversos libros, entre ellos: “Fulgor rebelde. La guerrilla en Aguascalientes”, “El perredismo en Aguascalientes” y el “Diccionario de la Izquierda en Aguascalientes”, “Historia y situación del cooperativismo en el DF” y “Las mujeres en la Revolución Mexicana”. Fue Director de Capacitación para el Empleo del Gobierno del Distrito Federal (2000-2005); asesor del Srio. de Gobierno del GDF y Director de Estudios y Estadísticas del Trabajo (GDF 2007-2012). Actualmente es Gerente de Saludo en CENFES, AC, así como organizador y dirigente del Movimiento Comunista Mexicano (MCM).

Daniel Carlos García

Aguascalentense de nacimiento, comunista por convicción y médico por estudios en la UNAM. Militante activo de la izquierda marxista desde la década de los 70’s; fue miembro y dirigente de los partidos: PCM, MAUS, PSUM, PMS Y PRD. Periodista por vocación y colaborador de diversas publicaciones. Ha escrito diversos libros, entre ellos: “Fulgor rebelde. La guerrilla en Aguascalientes”, “El perredismo en Aguascalientes” y el “Diccionario de la Izquierda en Aguascalientes”, “Historia y situación del cooperativismo en el DF” y “Las mujeres en la Revolución Mexicana”. Fue Director de Capacitación para el Empleo del Gobierno del Distrito Federal (2000-2005); asesor del Srio. de Gobierno del GDF y Director de Estudios y Estadísticas del Trabajo (GDF 2007-2012). Actualmente es Gerente de Saludo en CENFES, AC, así como organizador y dirigente del Movimiento Comunista Mexicano (MCM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!