SER PROFESOR, SER VACUNADO

SER PROFESOR, SER VACUNADO

[bctt tweet=»¿Un privilegio como profesor? El ÚNICO.» username=»»]

En México inició una inconsistente vacunación en contra del COVID-19. El primer segmento determinado por el presidente de la República fue el de las personas en edades de 60 años y más para inocularse en el primer trimestre del año 2021. Luego de este segmento y periodo, se abordó la imperiosa necesidad de tratar el regreso a las aulas en todo el país. En principio, se dijo que había que tener protocolos sanitarios de regreso, que continuarían a distancia las clases a voluntad de padres de familia y alumnos, que vendría un – casi eterno- análisis de los pros y contras. Al final no se ha determinado cuando regresará el sector público ni el privado. Lo que si se determinó fue el hecho de un inédito cambio en la mirada del gobierno federal, dar vacunación al sector educativo PÚBLICO y PRIVADO.

Es así como en algunos Estados del país se efectuó la vacunación no sólo a docentes, sino también, a todo el personal relacionado con los planteles educativos tales como vigilantes, administrativos, personal de limpieza y mantenimiento. Esto generó una nueva ola de esperanza para el regreso paulatino y planeado a las aulas. Un ejemplo de ello ha sido el Estado de Campeche como punta de lanza con semáforo verde para inicios graduales en los pupitres.

¿Un privilegio como profesor? El ÚNICO. Si vemos el pago, las condiciones y la forma de trato en muchas instituciones donde se ve la clase de un profesor como una mercancía intercambiable como sea y a la hora que sea. Es el único privilegio de quienes están frente a un grupo de personas que demandan no sólo ahora conocimiento, también reclaman conexión social, intercambios de ideas, ocio y filiación emocional.

Las escuelas desde todos los tiempos han construido estrechas relaciones de las más grandes en los seres humanos. Baste recordar a la palomilla, al compañero de juergas, a la chica o chico de sus sueños, al maestro bondadoso y al maestro malicioso, a las horas y horas que cada quien tuvo y tiene en esos recintos como parte sonante de la historia personal.

Privilegiados. Si. Debería ser un derecho universal, como lo es la salud en todo rigor, no sólo para algunos, sino para todo aquel que tiene en su trabajo diario contacto directo con grupos y colectivos humanos.

Este único privilegio para profesores da cuenta de la mayúscula importancia de la educación en el país y el significado de dignificar la profesión más castigada y bella que es la de ser profesor.

Ignacio González Cervantes

Ignacio González Cervantes es escritor, en su haber ha escrito 3 obras de diferente corte, la más reciente "Cambio Organizacional" Una mirada postapocalíptica. y la penúltima, una investigación "Recetario para empresas familiares exitosas". Así mismo, es artículista sobre temas en economía, arte, cultura, cine y educación, donde aporta su punto de vista desde hace ya más de 15 años. Es también artísta plástico y profesor de escuelas de negocios.

Ignacio González Cervantes

Ignacio González Cervantes es escritor, en su haber ha escrito 3 obras de diferente corte, la más reciente "Cambio Organizacional" Una mirada postapocalíptica. y la penúltima, una investigación "Recetario para empresas familiares exitosas". Así mismo, es artículista sobre temas en economía, arte, cultura, cine y educación, donde aporta su punto de vista desde hace ya más de 15 años. Es también artísta plástico y profesor de escuelas de negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!