LA MONEDA ESTÁ EN EL AIRE

LA MONEDA ESTÁ EN EL AIRE

De cara al proceso electoral federal que culminará el 2 de junio de este año 2024 las diferentes fuerzas políticas alistan estrategias para lograr obtener la victoria electoral. Las dos coaliciones formadas por PAN,PRI y PRD por parte de la oposición y la oficialista conformada por MORENA, PVEM y PT, tienen ya definidas las candidatas que buscarán ser la primer mujer presidente de nuestro país, faltando Movimiento Ciudadano por definir su candidato, mismo que darán a conocer el próximo 20 de enero, aun que ya se decantan por Jorge Álvarez Máynez.

La coalición oficialista ha demostrado ser una eficiente operadora electoral, pues ha sabido obtener el triunfo en la mayoría de las elecciones celebradas del 2021 a la fecha, ojo, en todos estos procesos con una tasa de participación del padrón electoral que no rebasa en el mejor de los casos el 52%. La fortaleza de esta agrupación se basa en la aceptación que el Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene con un sector de la población, la gran mayoría de ellos están recibiendo apoyo de las instituciones asistenciales federales, según el sitio web de la Secretaría del Bienestar hay poco más de 40 millones de beneficiarios de programas sociales en el país, de ellas según la información de esta secretaría el 30% de estos beneficiarios tienen menos de 18 años, lo que arroja poco más de 28 millones de personas que tienen credencial de INE, que si bien es cierto no todas manifiestan el compromiso de sufragar en favor de MORENA y sus aliados, una gran mayoría sí lo haría.

De acuerdo a la información generada por el INE la participación de ciudadana en los comicios federales en donde se renueva el poder ejecutivo federal a partir de 1994 es del 65.25%, siendo en el año 2006 en donde se registró la más baja participación con 58.60% de ciudadanos empadronados que emitieron su voto. En esos mismos comicios se presentó el resultado más apretado en la historia moderna de nuestro país, con una diferencia en favor de Felipe Calderón de poco más de 200 mil votos sobre Andrés Manuel López Obrador.

Con un padrón de casi 98 millones de personas y se mantiene el promedio de participación ciudadana de los últimos cinco procesos de renovación del ejecutivo federal, votarían el próximo 2 de junio aproximadamente 64 millones de empadronados. En ese sentido si se toma en cuenta que el voto duro maximizado de MORENA y sus aliados podría alcanzar alrededor de los 28 millones de votos en términos porcentuales casi el 44% de los sufragios, ahora bien si se toma en consideración que el promedio de votos nulos es de 2.38% y el .35% de votos a candidatos no registrados, la suma de ellos daría a un millón setecientos mil votos en números redondos, es decir que en ese supuesto habría en juego 34 millones trecientos mil votos, que buscarían coptar el partido Movimiento Ciudadano y la Alianza formada por el PRI, PAN Y PRD.

El partido Movimiento Ciudadano será la primera vez que vaya a la competencia electoral en este tipo de comicios participando en solitario y tras la fallida candidatura del Gobernador de Nuevo León Samuel García, se ve complicado que a estas alturas pudiera ser representado por un candidato altamente competitivo. Hace tres años jugó en igual forma en solitario obteniendo un resultado de casi siete puntos porcentuales del total de votos emitidos en el proceso federal electoral del año 2021, resultado que en voz de su líder nacional Dante Delgado fue histórico, cosa que se observa difícil pueda repetirse en este año debido al desgaste generado por el proceso de selección de su candidato a la Presidencia de la República. Aun así, si lograra obtener el siete por ciento de los votos emitidos obtendría cuatro millones quinientos mil sufragios.

Con una candidata fresca, entrona, que apenas la conoce el cincuenta por ciento del electorado, pero que día a día crece en el nivel de conocimiento y aceptación, la candidata de la Coalición Fuerza y Corazón por México que encabeza Xochitl Galvez, podría alcanzar 46% de los sufragios con una participación ciudadana promedio en este tipo de comicios, lo que la hace una candidata muy competitiva, tomando como referencia los resultados que proporciona el INE y en caso de los posibles votos de MORENA y sus aliados la referencia de simpatizantes se toma en los beneficiarios de los padrones de los programas asistenciales federales.

Se puede llegar a la conclusión que, a razón de más participación ciudadana, hay más posibilidades de que la oposición gane los comicios presidenciales, ver los casos de 2000, 2012, 2018. En 1994 las condiciones eran diferentes pues ante circunstancias inéditas como el levantamiento zapatista y el asesinato de un candidato presidencial la mayoría del electorado buscó seguridad. En el caso del 2006 con la participación más baja en este tipo de elección arrojó el resultado de prácticamente un empate.

Muy lejos se encuentra aún de estar definida la sucesión presidencial 2024, al contario esto apenas comienza. La moneda está en el aire, falta ya menos tiempo para saber el desenlace de la que se empieza a nombrar la madre de todas las elecciones. Poco vivirá el que no lo vea.

Roberto Lamas de Alba

Contador Público egresado de la UAA. Cuenta con un diplomado en el Programa de Negocios de la escuela de Leyes de Harvard.

Roberto Lamas de Alba

Contador Público egresado de la UAA. Cuenta con un diplomado en el Programa de Negocios de la escuela de Leyes de Harvard.

Un comentario en «LA MONEDA ESTÁ EN EL AIRE»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!