Las trampas del populismo

Las trampas del populismo

“Quien controla el discurso público, controla indirectamente la mente (incluida la ideología) de las personas y, por lo tanto, también sus prácticas sociales” Van Dijk

Recientemente analicé de manera personal los distintos factores del tan llamado populismo, comparé las conductas y los comportamientos que han representado en distintos países y distintas épocas algunos personajes políticos.

El término apareció inicialmente en Rusia en 1878 como Narodnichestvo, luego traducido como “populismo”. El historiador Richard Pipes explicó en un estudio clásico, que ese término se utilizó para describir la ola antiintelectualista de la década de 1870 y la creencia según la cual los militantes socialistas tenían que aprender del pueblo, antes que pretender erigirse en sus guías.

Si se hace un repaso del mural histórico internacional, tenemos por consecuente que mencionar las características que han compartido las naciones en las cuales el populismo se ha visto presente en los últimos años, son naciones en proceso de desarrollo, en América Latina la gran desigualdad social es el factor que más le ha facilitado el ingreso al mismo.

Los discursos falsamente progresistas pero alicientes para el oído del ciudadano cansado y harto de los sistemas son los mismos que fomenta el populismo; nadie negará que la verdadera esencia del discurso es aquella que le da la satisfacción al oyente de que quién le habla, le dice lo que este quiere escuchar.

La corrupción se acabará, no existirá pobreza ni mal alguno- a todos, me incluyo, nos gusta escuchar que todos nuestros problemas serán resueltos como por arte de magia, sin embargo, para cualquier individuo con raciocinio es pertinente el ser hombres y mujeres de información; misma que sirva para desenmascararles y proveerles un nivel de análisis que permita identificar una verdad y una propuesta real, de una simple barbaridad que poco a poco se convierte en una trampa social.

Coincido ampliamente con el filósofo esloveno Slavoj Zizek al desarrollar en su libro “en defensa de la intolerancia” la siguiente idea: Suscitar la pasión política que fomenta la discordia y el debate para así desenmascarar los discursos falsos, cuya única verdad es la de perpetuar el control, la dominación y la explotación es mi deber exponerlos para que así; mi gente los evite.

Hay que entender que el movimiento de masas que ejerce un líder carismático, es comúnmente un líder con poco intelecto ¿por qué? Esto no es difícil de identificar, cuando el individuo utiliza los espacios de diálogo y debate para practicar una politiquería que solamente desprestigia al adversario en el agravio personal, es porque carece de propuestas serias, generalmente estos individuos utilizan buenos planteamientos pero muy pocas propuestas. Además del gran afín hacia el sentimentalismo.

Recordemos a Chávez que fortaleciendo su discurso populista con conceptos como la esperanza, la fuerza de la unión, “lo que juntos hemos logrado”, logró su reelección, la última, la más aclamada, la más emotiva, la que quedará para siempre en el recuerdo. “Chávez llega a la Avenida Bolívar bajo dos lluvias: una de agua y otra de amor”, tituló un portal de noticias tras el cierre de su última campaña.

Tras un momento de duda desesperanzadora, es muy difícil aceptar la realidad que prevalece en estas políticas públicas, mucho más desesperanzador si estos supuestos “líderes carismáticos” son capaces de mantener un sentido de contrariedad a sus propios ideales con tal de lograr su objetivo, exhorto amable lector a no caer en estas provocaciones tentadoras.

Aunque tengo mis reservas acerca del populismo, sé de antemano que no es mi deseo de nación –que el descontento social sea siempre un incentivo para la búsqueda del progreso, que no sea una puerta hacia el retroceso

¿En México estamos condenados a caer en el populismo o al menos podremos interrumpir su mecanismo?

El comunismo ha fallado mundialmente desde la revolución rusa en 1917, no hay un solo ejemplo de comunismo funcional en el mundo, todos como el fuego; terminaron consumiéndose por solos.

Bibliografía:

Slavoj Zizek, En defensa de la intolerancia, 2008

https://prezi.com/dfhb6nski8rs/caracteristicas-del-populismo-en-america-latina/  (Consultado el 28 de abril de 2018)

https://compolitica.com/el-discurso-populista-del-siglo-xxi/  (Consultado el 28 de abril de 2018)

Carlos Sinoe Rodríguez Medina

Joven políticamente apasionado, intelectualmente productivo. Estudiante de Derecho en la Escuela Bancaria y Comercial Aguascalientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!