LECTURAS POLÍTICAS DEL COVID-19 I

LECTURAS POLÍTICAS DEL COVID-19  I

El manejo sanitario de la pandemia Covid-19 efectivamente debe ser responsabilidad de las autoridades y expertos en Salud epidemiológica, con el concurso de todos, empezando por aquellos que nos hemos recluido en nuestras casas, para respetar una cuarentena alejadora del contagio y de un padecimiento que podría ser catastrófico. Pero tampoco podemos olvidar que esta enfermedad mundial ha provocado grandes perjuicios sobre todo en lo económico, que requeriría la intervención de gobiernos y políticos, en el objetivo de evitar la devastación social por el ahondamiento de la miseria y el crecimiento del desempleo.

Pero traspasar el endeble umbral de lo político hacia la politiquería, nos conduce de lo correcto y necesario a la perversión del manejo de una cuestión que no es menor. En cualquiera de los escenarios los resultados estarían a la vista. Asimismo, el mal manejo de las cosas conlleva al alejamiento de la verdad, creándose mitos que nada tienen que ver con la verdad. Como ejemplo de lo anterior mostremos los dichos de Donald Trump, que se refiere a la pandemia como el virus chino, como responsabilizando al país oriental de la situación. Por otro lado, esta la declaración de un presunto científico chino, quien denuncia que desde los meses finales del año pasado, ya había aparecido el virus en Estados Unidos, cuyo gobierno lo inoculó en la ciudad donde se originó la pandemia. Está claro que lo que menos ayuda ahora son las especulaciones.

Tampoco ayuda el maniqueísmo, el exagerar las cosas, llevarlas a los extremos. No conviene minimizar las cosas, mostrando desdén hacia lo que pasa y sus resultados, situación que en los hechos quedan comprobados en las primeras medidas implementadas en Italia, lo cual lo han llevado a registrar el mayor número de decesos, incluida China, que al parecer ya tienen controlada la pandemia. Pero por el otro, están quienes magnifican las cosas, promoviendo verdaderos estados de sitio y la vulneración de las garantías individuales, que por lo menos ahora no se justifican. Esto no sólo ocurre en algunso países, también en México a partir de las disposiciones adoptadas por algunos gobiernos estatales, como Colima.

De esto último se promueve el miedo, sembrando el pánico y la incertidumbre, dotándole más letalidad al virus de la que realmente tiene, lo que no significa que desdeñemos la atención preventiva que hay que seguir con los adultos mayores, en tanto sector de la población muy vulnerable conforme lo hemos visto en lo que va del presente año. Sin embargo, si abarata la atención responsable y mesurada hacia el covid-19, la presunta protección del Presidente de la república a partir de una estampilla religiosa con la palabra ¡Detente!, que los conservadores ignorantes le atribuyen a haber sido utilizados por Hugo Chávez y Nicolás Maduro, cuando realmente corresponde a los cristeros en su guerra contra el callismo.

Lamentablemente ahora el miedo se ha extendido al ámbito financiero, aquí si, con razón pues se ha producido la caída en el crecimiento económico con recesión de por medio, la crisis en la Bolsa, el desplome del precio del petróleo, entre otros elementos. Con la pandemia, como bien dice Claudio Katz, “en realidad, el coronavirus detonó las fuertes tensiones previas de los mercados y los enormes desequilibrios que acumula el capitalismo contemporáneo. Acentuó una desaceleración de la economía que ya había debilitado a Europa y jaqueaba a Estados Unidos”.

Esto le da otra connotación a la pandemia, pero sobre todo a los efectos sociales no sólo por los efectos económicos, sino además por las medidas que se deben implementar para cercar al virus y amainar la fuerza con la que puede pegar a nuestro país. Esto se irá notando más en los siguientes días, después de que el pasado martes 24 de marzo, fue decretada la fase dos de la pandemia, poniéndose en práctica algunas medidas drásticas, pero que como ya señalamos, son mesuradas y responsables.

La derecha debiera reconocer la actitud irresponsable con la que ha actuado hasta ahora y aceptar el manejo correcto que hasta ahora ha tenido el gobierno federal. Este tiene claro que si bien la pandemia no respeta clases sociales, los efectos económicos y sociales a quien más perjudicará es a los pobres y a los más desprotegidos y que a la par del manejo sanitario, se debe atender lo otro, lo cual tendríamos que verlo con mayor atención, pues sus efectos trascenderán a la propia pandemia.

Daniel Carlos García

Aguascalentense de nacimiento, comunista por convicción y médico por estudios en la UNAM. Militante activo de la izquierda marxista desde la década de los 70’s; fue miembro y dirigente de los partidos: PCM, MAUS, PSUM, PMS Y PRD. Periodista por vocación y colaborador de diversas publicaciones. Ha escrito diversos libros, entre ellos: “Fulgor rebelde. La guerrilla en Aguascalientes”, “El perredismo en Aguascalientes” y el “Diccionario de la Izquierda en Aguascalientes”, “Historia y situación del cooperativismo en el DF” y “Las mujeres en la Revolución Mexicana”. Fue Director de Capacitación para el Empleo del Gobierno del Distrito Federal (2000-2005); asesor del Srio. de Gobierno del GDF y Director de Estudios y Estadísticas del Trabajo (GDF 2007-2012). Actualmente es Gerente de Saludo en CENFES, AC, así como organizador y dirigente del Movimiento Comunista Mexicano (MCM).

Daniel Carlos García

Aguascalentense de nacimiento, comunista por convicción y médico por estudios en la UNAM. Militante activo de la izquierda marxista desde la década de los 70’s; fue miembro y dirigente de los partidos: PCM, MAUS, PSUM, PMS Y PRD. Periodista por vocación y colaborador de diversas publicaciones. Ha escrito diversos libros, entre ellos: “Fulgor rebelde. La guerrilla en Aguascalientes”, “El perredismo en Aguascalientes” y el “Diccionario de la Izquierda en Aguascalientes”, “Historia y situación del cooperativismo en el DF” y “Las mujeres en la Revolución Mexicana”. Fue Director de Capacitación para el Empleo del Gobierno del Distrito Federal (2000-2005); asesor del Srio. de Gobierno del GDF y Director de Estudios y Estadísticas del Trabajo (GDF 2007-2012). Actualmente es Gerente de Saludo en CENFES, AC, así como organizador y dirigente del Movimiento Comunista Mexicano (MCM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!