Rebelión en el Club Campestre

Rebelión en el Club Campestre

Convocados por la mesa directiva, los socios numerarios con derechos a salvo, fueron llegando el lunes 29 del mes reciente al domicilio social de la longeva organización para asistir a la Asamblea Ordinaria, donde elegirían a la directiva 2024-2025, establecerían las nuevas cuotas de mantenimiento y escucharían el informe del Comité de Auditoría, entre los asuntos a desahogar.

A las 19.15 horas aparecieron los primeros. Buscaron la primera letra de su apellido paterno. Se dirigieron al tablón cubierto con un paño azul. Aguardaron unos minutos en la fila hasta llegar a la tierra prometida para recibir el salvoconducto que les permitiría ingresar al salón de los sustos, pero antes deberían pasar por la aduana atendida por el personal que les entregó las boletas azules (foliadas) y blancas para votar a la mesa directiva y el tema de las cuotas, respectivamente.

Los ingleses de reconocida puntualidad no perdieron el tiempo. Formaron pequeños corrillos para platicar en prosa y en verso el sabroso chisme; para compartir el indiscreto trascendido, al fin, los comentarios eran del dominio público en el baño de caballeros, en la cantina del Hoyo 19 —donde los golfistas meten el espirituoso líquido en el agujero de la boca—, y en el restaurante Bona Gens.

El tertuliano de encendido chovinismo lamentó que José Pepe Aspe Armella liderara el Movimiento Chilango para formar una planilla directiva integrada exclusivamente por extranjeros de la aldea, porque –agregó-, “el hermano de Pedro ve a los aguascalentenses como ‘Dios ve a los conejos: chiquitos y orejones’”. La intención separatista, anticlimática de origen, abortó en el camino.

Escandalizado, con el rosario en la mano, otro campirano recordó la quemante cercanía de Fernando de León Romo —presidente del club—, con el impresentable político guanajuatense Luis Alberto Villarreal, marido de la gobernadora María Teresa Jiménez Esquivel.

Entrados en gastos. Para abundar en el tema político. El mayor del grupo sacó de la fina chamarra negra la columna “La Ollota de Grillos” del diario Aguas, para leerla como si estuviera participando en alguna representación del Réquiem de Mozart: Los ricos también lloran…Le decía que en todos lados se cuecen habas, de manera que las grillas en el Club Social Deportivo más importante de Aguascalientes, están desatadísimas, y es que resulta que este lunes 29 de enero será la asamblea para elegir al nuevo presidente del Campestre…

Según nos cuentan, en un acto de prepotencia y desesperación para que gane su candidato —su suegro— un funcionario público del Gobierno del Estado (Carlos de Alba Salas, secretario particular de la gobernadora Jiménez Esquivel), se ha dedicado amenazar a los socios del Campestre con quitarles las chamba, convenios, proveeduría, etcétera, etcétera, y todo contrato con el Gobierno del Estado, si no hacen hasta lo imposible para que gane Fernando de León Romo, quien busca reelegirse por un período más de dos años…

Los socios están tan enojadísimos que hasta están a punto de buscar a la gobernadora Tere Jiménez para quejarse del funcionario que utiliza su cargo público para favorecer intereses personales o familiares, y que al menos le ponga un estate quieto…

Pero la queja sería a otro pasado, porque la asamblea será este lunes pero al menos no se quedarían con el entripado, y ya veremos si el funcionario se sale con la suya y se reelige su gallo o en una de esas le tumba la presidencia el otro candidato: Rodrigo Boby Castañeda Romo

La intromisión gubernamental. El cacicazgo de un consolidado colectivo compuesto por Mario La Bola Romo Muñoz (+), Rubén Morfín Hernández, José de la Mora Ávila y Fernando de León Romo. Administraciones que se caracterizaron por un ineficiente manejo de los dineros ajenos. El relajamiento de las normas disciplinarias violentas por socios que cometieron ilícitos al interior del club. Los conflictos generados por la lucha de poder. El tráfico de influencia en la asignación de las obras, como fue el caso del prepotente constructor, Nicandro Valdepeña Campos, notoriamente favorecido por Romo Muñoz (alias La Bola) y Morfín Hernández. Y otras negras historias llevaron al paredón a de León Romo y a su planilla (333 votos), que fueron derrotados feamente por Rodrigo Boby Castañeda Romo y sus descamisados, al obtener 681 sufragios.

La rebelión estaba consumada. Pero no terminaría ahí, en el salón, después de la elección. Haciendo uso de los artilugios de la modernidad, al día siguiente, circuló en la redes y por WhatsApp el mensaje: Siempre he comentado, que el ser parte del Campestre es una bendición, y ayer sucedieron varios fenómenos que quiero compartir: 1.- Tuvimos una votación Histórica 1050 socios acudieron a votar. 2.- Primera vez en la historia del club que un presidente en funciones pierde una reelección. 3.- Se rompe con la mafia del poder ya que por primera vez llega una planilla ajena al grupo de poder. 4.- No logra poner la Gobernadora presidente del club, qué tan importante es el Club que hasta a su Secretario Particular (Carlos de Alba Salas) mandó a operar y arrebatar votos en la entrada de la asamblea. Ahora le creo al licenciado de la Mora que decía que el Presidente del club es el tercer cargo más importante del estado, después de gobernador y el alcalde. Qué hay que hasta del club la Gobernadora se quería apoderar. 

La rebelión. El exterminio de los caciques. La inconformidad colectiva. Se venían gestando desde el 2012, con la irrupción clandestina de Los Ganzos, dispuestos a lavar la ropa fuera de casa al difundir la descomposición del club en diversas columnas políticas, entre ellas, la del finado amigo y periodista Matías Lozano Díaz de León, por ejemplo.

Después de doce años los opositores, unidos en el Frente X Campestre, salieron a votar masivamente para derrotar al oficialismo, a la reelección e implantar la alternancia jamás conocida en la organización.

Porque alguien tiene que escribirlo: Hasta la próxima.

marigra1954@gmail.com

Mario Granados Roldán

39 años dedicados a la comunicación social pública en los tres niveles de gobierno. Desde hace más de 44 años viene publicando textos en diarios, revistas y portales noticiosos de Aguascalientes y otros estados del país, incluido el desaparecido Distrito Federal.

Mario Granados Roldán

39 años dedicados a la comunicación social pública en los tres niveles de gobierno. Desde hace más de 44 años viene publicando textos en diarios, revistas y portales noticiosos de Aguascalientes y otros estados del país, incluido el desaparecido Distrito Federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!