El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro  (GUILLERMO DEL TORO’S CABINET OF CURIOSITIES) – NETFLIX

El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro  (GUILLERMO DEL TORO’S CABINET OF CURIOSITIES) – NETFLIX

Las ambiciones fantásticas de nuestro Rod Serling.

La naturaleza antológica del relato en televisión o cine es una fulgurante llama para quien sepa cómo aprovechar el recurso de la diversificación narrativa intrínseca en el formato por su ampia gama de exploración dramática, y para alguien con tales ambiciones como lo ha demostrado el director Guillermo del Toro cuyo curtimiento como creador se ha dado en la presentación de múltiples historias que andan por el sendero de géneros específicos éste era un proyecto casi inevitable.

El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro
El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro

“El Gabinete de Curiosidades…” es el resultado, una serie integrada por ocho historias autocontenidas que adaptan textos infaltables en el acervo de cualquier aficionado a la lectura del fantástico moderno o de culto más celebrado (H.P. Lovecraft, Henry Kuttner o Emily Carroll) o también guiones originales que se hermanan por un infaltable aleccionamiento moral o ético (tal cual ha ocurrido en proyectos de este tipo desde “La Dimensión Desconocida”) por el manoseo de los mortales en los asuntos de lo metafísico o sobrenatural.

Del Toro logra acrisolar un abanico de cuentos muy interesante que, como todo ejercicio similar, varía en calidad y presentación según el equipo creativo a cargo (que incluye a escritores de renombre como David S. Goyer o directores afamados como Vincenzo Natali o Ana Lily Amirpur), pero es innegable la autonomía otorgada por el cineasta mexicano a los directores y guionistas a cargo de cada episodio para desarrollar mediante su estilo o idiolecto una macabra experiencia además de valores de producción superiores a la media, por lo que cada narración alcanza ciertas dimensiones cinematográficas en su plástica y contenido.

Debido a la independencia con que las historias son presentadas, se abordará cada episodio en orden de aparición, así que siéntese, prenda una luz y déjese llevar por el laberinto siniestro que Del Toro ha diseñado para su tétrico deleite.

“LOTE 36” – El genial Tm Blake Nelson interpreta a un ambicioso recolector de lotes donde se topa con unos oscuros tomos de invocación satánica que traerá los esperados resultados, aunado a su conducta misógina, xenófoba y truculenta. Nada que no hayamos visto antes pero ésta retorcida versión de “El Mercader de Venecia” en una Norteamérica redneck logra funcionar por la aguerrida dirección de Guillermo Navarro y la excelente actuación de Nelson.

“RATAS DE CEMENTERIO” – Con una atmósfera de época y una línea argumental digna de Poe, un saqueador de tumbas termina por enfrentar un destino fatal debido a sus negras intenciones para con un cadáver que resguarda una valiosa espada y custodiado no sólo por múltiples ratas, también por su monstruoso progenitor. La dirección de Vincenzo Natali es por demás atmosférica y en momentos claustrofóbica y aún si el remate es esperado, se presenta con dramatismo y visceralidad.

“LA AUTOPSIA” – Uno de los mejores episodios por su brillante uso de la disertación existencial pero dese una fuente inesperada: un extraterrestre que consume cadáveres para alojarse en ellos. El debate que sostiene con un forense (F. Murray Abraham en excelente forma) mientras éste es eviscerado estando consciente es simplemente hipnótico y rico en lirismo grotesco.

“LA APARIENCIA” – Débil relato sobre la necesidad de autoaceptación donde una mujer desfavorecida físicamente (Kate Micucci) prueba una mágica crema embellecedora que erogará en una pesadilla narcisista para ella y su esposo todo por encajar con sus bellas compañera de trabajo. Un guion decantado a la moraleja y un final poco trabajado le quitan cualquier potencia narrativa.

“EL MODELO DE PICKMAN” – Excelente adaptación al clásico texto de Lovecraft que sufre por una compresión argumental a una serie de reflexiones sobre el arte y el consumo del alma por el oficio artístico muy beneficiada por la actuación de Crispin Glover como el maléfico pintor Pickman y su relación con un aspirante al arte plástico. Soberbias secuencias oníricas y perturbadora imaginería hacen de éste episodio el más atractivo a nivel visual.

“SUEÑOS EN LA CASA DE LA BRUJA” – Otro relato de Lovecraft pero pésimamente desarrollado debido a un ritmo inconexo y pobre trabajo de personajes donde un investigador (Rupert Grint) se empecina en descubrir el paradero de su hermana gemela fallecida, situación que lo conducirá al contacto de un ente oscuro defendido por una rata antropomorfa. En papel la historia es inquietante, pero aquí todo se literaliza al punto del fastidio.

“LA VISITA” – Con su acostumbrada sensibilidad psicodélica y extravagante manejo de la paleta cromática, el director Panos Cosmatos nos obsequia un delirante encuentro entre varios individuos de oficios disímbolos (cantautor, astrofísica, etc.) en la lujosa mansión modernista de un acaudalado y misterioso hombre (Peter Weller) que busca despertar a un místico demonio cósmico. Entre tonos glitter y ametralladoras doradas el resultado es de verse para creerse, en el buen sentido.

“EL MURMULLO” – Mesurada e introspectiva historia de fantasmas donde un matrimonio ornitólogo (Essie Davies y Andrew Lincoln) confronta los figurativos y literales espectros del pasado mientras se debaten temas como la maternidad, la soledad y el duelo. Buen trabajo de la directora Jennifer Kent y un reparto minimalista en una puesta en escena casi teatral.

Correo: corte-yqueda@hotmail.com

Juan Pablo Martínez Zúñiga

Juan Pablo Martínez Zúñiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!