EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO

EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO

Loading

EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO[1]

Las exposiciones se sucedieron unas a otras, arte contemporáneo propiamente dicho por un lado, y por el otro las obras premiadas en el concurso abrileño, con las salas e incluso el patio ocupados.

Uno de los momentos culminantes del museo en la calle Juan de Montoro, fue Se instala la muerte, alrededor del día de muertos, montaje efímero que se realizó hasta en cuatro ocasiones, de 1995 a 1998. Por cierto que en esas fechas no se hablaba en Aguascalientes de instalaciones, una novedosa manifestación de arte contemporáneo que utiliza espacios determinados en los que monta diversos objetos alusivos al tema de la instalación, y que en este caso sirvieron para promoción de grupos artísticos como Son de oriente, del municipio de Asientos.

En Se instala la muerte; en la inauguración, se brindaba con mezcal de La Pendencia, de Pinos, Zacatecas -faltaba más-, que se distribuía en jarritos fabricados por el Centro de Artes y Oficios que podían colgarse del cuello. Tan trascendente fue Se instala la muerte que en opinión de Yolanda habría inspirado el desfile de calaveras y el festival mismo, que se inició en esa época. Aparte fue entonces cuando los comerciantes organizados comenzaron a impulsar a sus agremiados a montar ofrendas de muertos, cosa que no formaba parte de las prácticas locales.

Luego, en la nueva sede del No. 8, se presentaron Obras selectas del siglo XX de la Colección Pictórica del Banco Nacional de México, el Gran Premio Omnilife, la Visión de un coleccionista, la colección de arte popular de Fomento Cultural Banamex, etc.

Otra importante actividad del museo fue la organización de una serie de diplomados, 9 en total, en los que la institución cumplía con una importante función didáctica, al proponer estudios que combinaban la estética y la historia de México, las corrientes artísticas del momento, etc.

Desde luego estos cursillos tuvieron un costo, y gracias a los recursos que se obtuvieron por concepto de colegiatura se formó un fondo que sirvió para la organización de la Bienal Enrique Guzmán, un concurso que continúa hasta nuestros días. Guzmán fue un artista que dejó honda huella en Aguascalientes, en donde transcurrió una parte de su vida. En este sentido, uno de los grandes logros del Museo fue la colección Enrique Guzmán, su destino secreto, armada por Luis Carlos Emerich, que es la exposición más cara que ha tenido el museo, procedente del Museo Marco de Monterrey.

A decir de Emerich, Guzmán es autor de una obra en la que se advierte “la tradición represora católico porfiriana rezagada en la provincia mexicana, y poco menos que intocada aún en la normatividad social nacional. La obra de Guzmán se puede percibir como un lenguaje de muecas sardónicas ante la insensibilidad colectiva.”. Comento esto porque el museo ha reunido una importante cantidad de obra de este artista de origen jaliciense, como muy pocos establecimientos, dado que mucha de su producción pertenece a coleccionistas privados.

Gracias a los buenos oficios de la Asociación de Amigos del Museo fue posible adquirir el cuadro de Guzmán El mar, un óleo de 218 x 135 centímetros que alcanzó un precio de $30,000 dólares. Para el efecto se hizo un convenio en el que participaron el Gobierno del Estado, el Instituto Cultural de Aguascalientes y los amigos del museo. Estos últimos organizaron una tómbola con venta de 100 boletos a $1,000, para reunir su contribución.

En aquel tiempo $1,000 era una cantidad respetable, y el pago de estos 100 boletos se llevó a cabo en mensualidades. En contrapartida los amigos del museo buscaron que artistas plásticos conocidos, de aquí y de allá, hasta 100 piezas, para entregar a los contribuyentes de la tómbola, que tuvo lugar el 19 de diciembre de 2000.

Recuerdo este evento porque participé en la promoción; a mí me tocó una obra de Carlos Oceguera, que está colgada en mi estudio.

A propósito de la Asociación de Amigos del Museo, esta organización se fundó en 1998, cuando el museo se trasladó a su actual emplazamiento, en la esquina suroriente de las calles Primo Verdad y Morelos. Aparte de la compra de El mar, también donó una serie de 37 fotografías de Tina Modotti, aparte de otras actividades.

El museo se reubicó en el entendido de que en ese momento el interés era mostrar el acervo de arte joven, aparte de contar con una bodega más amplias.

La nueva sede, inaugurada en junio de 1998, se considera como “uno de los logros más importantes de esta administración en materia de recuperación del patrimonio arquitectónico”. Para la administración del gobernador Otto Granados Roldán, el traslado del Museo de Arte Contemporáneo a su nueva sede fue tan importante, que el volumen correspondiente a cultura, que dio cuenta del quehacer cultural en ese sexenio, trae en la portada una fotografía del inmueble.

Tan importante fue, que en esa época, 1996-98, había en el entonces Canal 6 un programa de discusión, Cara a cara, en el que se invitaba a especialistas a discutir sobre un tema determinado. Entonces la emisión de despedida, en noviembre de 1998, tuvo como escenario el museo. Contó con la presencia del gobernador Granados, y versó sobre los logros de esa administración.

  1. 3 de enero de 2022.

Carlos Reyes Sahagún

Profesor investigador del departamento de Historia en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Cronista del municipio de Aguascalientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!