Herbert Marshall McLuhan: Productores de opinión ¿por Whatsapp?

Herbert Marshall McLuhan: Productores de opinión ¿por Whatsapp?

[bctt tweet=»El medio es el mensaje. Herbert Marshall McLuhan» username=»crisolhoy»]

Tratándose del análisis de los medios comunicación un investigador social que me apasiona y cautiva desde el plano expresivo y del contenido es Herbert Marshall McLuhan. En especial en su obra <<La galaxia Gutenberg: génesis del homo typographicus>> y desde luego <<Comprender los medios de comunicación>>, obras que por su originalidad y alcance deben ser considerados clásicos en las ciencias sociales y referencias obligadas en el análisis de los procesos de comunicación de la cultura occidental inmersa en una “aldea global”.

  • “McLuhan examina los mandatos dictatoriales de dos revoluciones tecnológicas que derrocaron sendos órdenes políticos y estéticos establecidos: la invención de la imprenta con tipo móvil, a mediados del siglo XV, que animó a la gente a pensar siguiendo líneas rectas y a ordenar sus percepciones del mundo en formas compatibles con el orden visual de la página impresa; y, desde finales del siglo XIX, las nuevas aplicaciones de la electricidad (el telégrafo, el teléfono, la televisión, los ordenadores, etc.), que enseñaron a la gente a reordenar sus percepciones del mundo en formas compatibles con el protocolo del ciberespacio. El contenido sigue a la forma, y las tecnologías incipientes dieron lugar a nuevas estructuras de pensamiento y sentimiento.” LEWIS H. LAPHAM en McLuhan, Marshall (1994). Comprender los medios de comunicación.

 

Marshall McLuhan no vivió el amor en los tiempos del coronavirus; menos le tocó la experiencia vivencial de la explosión digital y observar en carne propia la revolución cultural producida por el instante cuando la humanidad se hizo sedentaria de la información por medio de la adopción, utilización y popularización de la supercarretera de la información llamada Internet. Pero hay que darle crédito que predice basado en la tecnología existente en su momento que pronto aparecería un medio “digital” que sería la competencia de los medios eléctricos y análogos, adquiriendo la capacidad virtual táctil de la hipertextualidad al poder presentar en un mismo medio diferentes planos de la expresión con múltiples contenidos y líneas discursivas que simultáneamente invitan al intérprete a recorrer diferentes significantes y significados.

Marshall McLuhan no logró ver en carne viva cómo Internet se empoderó como un medio que mezcla diferentes formas de expresión <<calientes>> y <<fríos>> transformándose y requiriendo de otra unidad de calor para describirlo, ya que como medio de comunicación puede ir de la radiación nuclear a la entropía, o viceversa en pocos segundos. En honor a la verdad solo predijo su aparición y algunas características, se quedó corto en los alcances de la nueva revolución de las tecnologías de la comunicación.

Marshall McLuhan creía que eran la radio y la televisión medios fríos en relación a los medios tipográficos, los que estarían haciendo verdad su sentencia de que la humanidad estaría viviendo en una <<aldea global>>. Hoy vemos que esos medios sólo enseñaron la punta del iceberg, la velocidad con la que viaja la información ahora con Internet con mensajes accesibles y el acceso a ella es instantánea, así mismo sus reacciones generando nuevas formas de organización social, exponiendo la alteridad y desnudando las contradicciones de la propia cultura. Construyendo y deconstruyendo realidades que evita la creación de grandes mitos que unifiquen a una sociedad informada y desinformada al vez.

  • “El medio caliente es aquel que extiende, en «alta definición», un único sentido. La alta definición es una manera de ser, rebosante de información. Una fotografía es, visualmente, de alta definición. La historieta es de «baja definición» simplemente porque aporta muy poca información visual. El teléfono es un medio frío, o de baja definición, porque el oído sólo recibe una pequeña cantidad de información. El habla es un medio frío de baja definición por lo poco que da y por lo mucho que debe completar el oyente. Un medio caliente, en cambio, no deja que su público lo complete tanto. Así, pues, los medios calientes son bajos en participación, y “los fríos, altos en participación o comprensión por parte del público. Es obvio que, para el usuario, un medio caliente como la radio tiene efectos diferentes de un medio frío como el teléfono.” McLuhan, Marshall (1994). Comprender los medios de comunicación.
  • “Un medio caliente permite menos participación que uno frío: la lectura deja menos lugar a la participación que un seminario, y un libro menos que un diálogo.” McLuhan, Marshall (1994). Comprender los medios de comunicación.

Internet tiene características de un medio <<caliente>>, pero también de un <<medio frío>>, que hace imposibles ajustarlo a las categorías descriptivas de los medios a los que se refirió Marshall McLuhan. Por lo anterior es que considero que Internet como un medio posee características radiactivas por poseer al mismo tiempo en el plano expresivo la conjugación de medios caliente (como el tipográfico), los cuales se pueden mezclar con otros discursos o mensajes calientes al igual que fríos, como los contenidos en los medios audiovisuales. Es decir la hipertextualidad de Internet como medio sumado a su diversidad de oferta, amplía las opciones y líneas discursivas que un consumidor de mensajes pueda recorrer dependiendo de sus competencias textuales como nunca antes se había visto en la historia de la humanidad, exigiendo del intérprete un diálogo continuó con el discurso, pero con la ausencia de capitales culturales amplios los intérpretes se contentan con mensajes se quedan en el terreno del <<meme>>, llevando a la entropia.

  • “… el meme es la unidad fundamental de información almacenada en el cerebro, transmitida mediante un aprendizaje social y modificada por las fuerzas selectivas de la evolución cultural.” Harris, Marvin (1989). Teorías sobre la cultura en la era posmoderna

En la forma como nos acercamos o apropiamos del medio, al mismo tiempo producimos y consumimos mensajes que determinan y dan muestra de nuestras <<unidades culturales>>, y respuestas organizacionales que construyen <<paradigmas>> y <<sintagmas>> que organizan nuestros pensamientos.

  • “Las ideas de nuestra mente guían nuestro comportamiento. Se trata de una relación asimétrica. Los memes ejercen la función de «guía» del comportamiento, pero el comportamiento no hace las veces de guía de los memes.” Harris, Marvin (1989). Teorías sobre la cultura en la era posmoderna

En recientes semanas hemos sido expuestos y lo hemos visto como cosa normal que por Internet y en específico por sus canales de redes sociales y servicios de mensajería como WhatsApp, la difusión de mensajes relacionados con los grandes temas que nos aquejan como sociedad en nuestros días: género, coronavirus y política internacional, nacional y local. Hay quienes que con una gran maestría y otros con torpeza tratan de apoderarse del discurso para tratar no sólo de informar sino de orientar la opinión. WhatsApp y redes sociales como medios de comunicación expresan en el más de los casos el mensajes fríos, requiriendo diálogo participativo para que el lector pueda completar el mensaje e introyectar la información recibida. Como canales de información es más el ruido al que somos expuestos que a la información real que se recibe. Por desgracia los políticos han usado la estrategia del ruido en lugar de las facilidades que el medio les plantea para crear mensajes calientes y determinar opiniones que orienten discusiones que nutran el capital cultural, por norma y por falta de comprensión de los medios; es que muchos políticos se acercan a los canales de comunicación en Internet demostrando sus miedos y fobias, usando forma de aforismos y memes, la estrategia tiene mucho que ver en la creencia por el temor  injustificado a una ley electoral que los atemoriza por considerar que pueden ser acusados de actos anticipados de campaña por tratar de “opinar”, y la otra creer que el lector del mensaje por tratarse de un medio digital no está dispuesto a leer documentos <<calientes>>, en pocas palabras consideran al receptor del mensaje poco hábil y menos aún ñ dispuesto a consumir medio <<calientes>>, por lo que se abusa de recetas <<frías>> de aforismos y memes que explotan deliberadamente los extremos de los espectros políticos, generando más ruido que información, haciendo que el medio sufra de entropia.

Es así que al menos en dos grupos de WhatsApp A Opinión y Crisol Hoy, canales que tengo acceso, con información de Aguascalientes, nacional e internacional es que se observado el hartazgo y apatía de la estrategia de campaña de algunos políticos quienes se esfuerzan por criticar cualquier declaración o acción de sus rivales políticos, mezclando temas nacionales e internacionales con la problemática local, sin hacer otra cosa que generar mensajes de apatía, produciendo ruido, el cual permite en el mejor de los casos visualizar en imaginario a sus firmantes, sin aportar nada más para el intérprete del mensaje que el odio y fobia desmedida de su auto ante  la alteridad. Perdonen pero la estrategia la critica por criticar sólo es es ruido.

El ruido no genera información, produce estrés y hartazgo y ya son varios los participantes de los grupos de WhatsApp que se suman a la denuncia de aquellos políticos que lo producen, restándoles credibilidad por su abuso ante el medio y su falta sistemática ante la  ausencia de propuestas.

En Internet existen otros canales de información que premian el mensaje con contenido. Esperaría que como sociedad nuestros políticos dejarán su estrategia de guerrilleros informáticos productores de memes y se pudieran dar la libertad de proponer alternativas en lugar de sólo reproducir sus fobias. No tengan miedo a proponer soluciones. Internet puede ser el medio para el debate público que construya ciudadanía en base al diálogo y el consenso, la diferencia no es mala, la democracia se ejerce no sólo depositando el voto sino también con el debate de las ideas y propuestas. Pero si continuan reproduciendo mensajes basados en lugares comunes en forma de memes y crítica basada en las fobia, el discurso se perderá de riqueza de la diversidad por el miedo a la alteridad.

WhatsApp es un canal o servicio de mensajería. Parafraseando a Marshall McLuhan, así como el cine se nutre del medio de la novela, WhatsApp en su plano expresivo se construye con el producto de medios calientes y fríos. Esperaría que nuestros políticos cambian su estrategia de comunicación de ruido y comiencen a generar calor que fomente líneas discursivas productoras de nuevas formas de organización de la política. Porque como afirmó Alvin Toffler “la tecnología no estandariza si no que diversifica”, construyamos contenido reflexivo y no contaminación con ruido mediático.

(ver Marshall McLuhan más allá de la galaxia de Gutenberg: el … y Internet y las lecciones de la Primavera árabe del … – Crisol Hoy)

Diego de Alba Casillas

Dr. en Ciencias Antropológicas por la UAM-I. Sociólogo de profesión por la UAA. Aprendiz de reportero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!