MISSION IMPOSSIBLE La serie

MISSION IMPOSSIBLE  La serie

Los jóvenes de hoy no imaginan que Misión Imposible, que ellos únicamente relacionan con una serie de películas, donde sale el siempre plano Tomás Cruz, fue originalmente una serie de televisión de 1966, creada por Bruce Geller, quien también fue el escritor de muchos de los capítulos. Fue trasmitida por la CBS.

El formato fue inspirado, como muchas otras series de la época, por el boom que representó en esos años el personaje de James Bond; y como en los libros y películas del espía británico, el tema central era la guerra fría que caldeaba los ánimos entre comunismo y capitalismo y tenía al mundo temblando de nervios. Eventualmente la misión llevaba al equipo a derrocar a “dictadores bananeros” (sic) cuya escenografía, casi siempre en español, se veía sospechosamente centro y sudamericana. En ocasiones –pocas–, no había misión encomendada sino que se trataba del rescate de algún miembro de la Fuerza (el equipo trabajaba para el Gobierno de USA, bajo el lema: Mission Impossible Force), que había sido capturado o secuestrado.

El programa comenzaba con el líder del equipo recibiendo instrucciones de una forma estúpidamente secreta; entonces era emocionante, pero ahora está lejos de toda lógica: para proteger la identidad de la MIF (Mission Impossible Force) el mensaje era dado por medio de una cinta magnetofónica (aquellas “de carrete abierto”) y un sobre que contenía fotografías de los implicados; sí, lo sé, eso suena a prehistoria pero no olvidemos que estamos hablando de 1966. Ya de entrada el secreto es absurdo porque para llegar a él (Dan Briggs en la temporada I, o Jim Phelps, de la II en adelante), tenían que recibir la contraseña para que un desconocido, desempeñando labores cotidianas como vendedor, jardinero, pescador, etc., les señalara dónde estaba el paquete que contenía cinta, grabadora incluida, y fotografías, para luego de comunicar el mensaje, autodestruirse (a veces ellos mismos tiraban el carrete al fuego, al mar o así) pero la mayoría de las veces un humo en apariencia inofensivo, destruía las cintas; bueno, eso nos decían y había que creerlo. Hoy me pregunto… Si contactaban al líder para darle la contraseña, ¿no era más fácil darle ahí mismo el mensaje?

Lo imposible de las misiones consistía en que, casi siempre, debían hacer cosas que en la planeación, logística, realización y escape tardaría un equipo normal unas semanas, pero no éste; casi siempre les daban de plazo dos o tres días. Sin contar con que el presupuesto, a juzgar por las herramientas y aparatos futuristas empleados, debía ser mayor que el que le destinaban a la NASA.

Barbara Bain
Barbara Bain

Bueno, luego de enterado de la misión, la escena siguiente se desarrollaba en el departamento del líder (nunca una oficina) donde seleccionaba al personal que, como supondrán, salvo excepciones, era siempre el mismo: Barbara Bain, como la guapa Cinnamon Carter, especialista en todo, pero más que nada, en ser simplemente la parte femenina. Martin Landau, como Rollin Hand, como el primer transformista del equipo; su transformación es gracias a máscaras y disfraces, no vayan ustedes a pensar… En la primera temporada, Landau aparece como actor invitado, y no como elenco fijo, y es de mencionar que en los primeros capítulos realmente es el mismo actor que hace dobles papeles, posteriormente sólo hace el amago de ponerse la máscara, y ya es otro actor quien continúa. Adelantándome un poco en la crónica, diré que Barbara Bain y Martin Landau abandonan la serie luego de la III temporada, y eventualmente contraen matrimonio. Siguiendo con el equipo, Greg Morris, como el experto en electrónica Barnie Collier, Peter Lupus, como el fortachón Willie Armitage. Tras la salida de Martin Landau, se integran al programa Leonard Nimoy, como Paris, que toma las veces de transformista. La temporada IV nos privó de la presencia femenina, al menos en el equipo estable, y para la V temporada se integra Leslie Ann Warren, como Dana Lambert, sin especialidad definida, y luego, Linda Day George, como Lisa Casey para las últimas temporadas de la primera serie. Según se deja ver en las fotos que integran el expediente del equipo, y de donde elegirá a quienes le ayudarán en la misión en turno, cada uno de los personajes tiene su propia profesión y la ejercen; modelos, actores, ingenieros, cirqueros, etc., aunque nunca se les ve haciéndolo.

Sí; hay una segunda serie, o quizá debíamos hablar de épocas: primera y segunda época. Luego de la VII temporada la serie fue cancelada, esto en 1973.

Para 1988 vuelve a grabarse el programa con el mismo formato, aunque, claro, con todos los adelantos de la ciencia y tecnología aplicados; ya el mensaje no es en cinta o discos de vinilo; ahora el mensaje los recibe Jim Phelps en mini compact disc, aunque sigue siendo incongruente que lo contacten para darle las contraseñas, además del código numérico que abre el reproductor, pero no puedan darle el mini cd directamente, y claro, las fotografías y hasta videos, ya son todos digitales.

Vuelve Peter Graves como Jim Phelps, el único que repite; salvo Greg Morris que aparece como invitado en un capítulo, con su mismo personaje de siempre: Barnie Collier; y caso curioso: en el moderno equipo de MIF de 1988, se integra el actor Phil Morris, hijo de Greg Morris, y para que todo quede en familia, le es asignado el papel de hijo del personaje que hacía su padre, y también como experto en electrónica, así Barnie Collier es padre de Grant Colliere, como Greg lo es de Phil. Thaao Penglish, como Nicholas Black, segundo de a bordo y el transformista. En esta segunda época ocurre lo que no ocurrió en las 7 temporadas de la época anterior: una integrante del equipo muere; es Casey Randall, que era interpretado por Terry Marckwell; la sustituye Shannon Reed, interpretada por Jane Badler. Y el último de los personajes fijos en la serie: Max Harte, que era interpretado por Tony Hamilton, que se hizo célebre, años después, a causa de su muerte por AIDS.

Era increíble como entre todo el equipo podían hacer de todo: ¿Pilotar un avión? No hay problema. ¿Entrar a las computadoras más sofisticadas y secretas? Pan comido. ¿Engañar a propios y extraños suplantando a alguien? Cosa de niños. ¿Tirar mamporros? ¡Bruce Lee se quedaba corto! Varias veces crearon fantasmas que convencían hasta a Gasparín, entraban y salian de las cárceles como Pedro por su casa. ¿Hacer creer al más sensato que está viviendo varios años en el futuro?, ¡bah! Dos y hasta tres veces. ¿Enloquecer al más cuerdo? Ni duda cabe. Y… ¿Viajar como astronauta en el Transbordador espacial, matar al piloto y regresar la nave a tierra sin más ayuda que las instrucciones por radio? Sí; sucedió en un capítulo de la segunda época. ¿Se le ocurre algo más difícil?

Hay algunos capítulos de la primera época que, con ligeros cambios, fueron regrabados en la segunda.

El proyecto inició, como ya dijimos, en 1966 con Steven Hill al frente del equipo de estrategas de la MIF, pero al concluir la primera temporada, el actor perdió piso y exigió un sueldo estratosférico para continuar con la segunda temporada en su papel de Dan Briggs, pero los productores no cedieron a las exigencias de Hill. Otras versiones hablan de la religión de Steven Hill que le prohíbe trabajar los sábados. Sea cual sea la razón, simplemente vemos en el primer capítulo de la segunda temporada a un Peter Graves, que en mi opinión, es mucho mejor actor, y es idóneo para el papel. El sugerente y emotivo tema musical, que suena mientras se consume la mecha que hará explotar la emoción, la intriga y el suspenso, y que oiremos en los momentos de más tensión, es del argentino Lalo Schifrin.

Como siempre, si usted o alguno de sus hombres es atrapado o muerto, nuestro Gobierno negará tener conocimiento de sus actos” Estas palabras con que terminaba siempre la grabación del mensaje, dejan al descubierto la que ha sido siempre la manera de actuar, políticamente hablando, de nuestros vecinos del norte… o como dicen en mi rancho: tirar la piedra y esconder la mano.

The Original Cast Of «Mission Impossible.» Clockwise From Top Left: Greg Morris (Barney Collier), Peter Lupus (Willy Armitage), Barbara Bain (Cinnamon Carter), Martin Landau (Rollin Hand) And Peter Graves (Jim Phelps). (Photo By Getty Images)

De las películas de Tom Cruise, no puedo ni quiero hablar. No me gustan.

Jesús Consuelo Tamayo

Estudió la carrera de música en el Conservatorio Las Rosas, en Morelia. Ejerce la docencia desde 1980 Dirigió el Coro de Cámara Aguascalientes desde 1982, hasta su disolución, el año 2003. Fue Coordinador de la Escuela Profesional Vespertina, del Centro de Estudios musicales Manuel M. Ponce de 1988 a 1990. Ha compuesto piezas musicales, y realizado innumerables arreglos corales e instrumentales. Ha escrito los siguientes libros: Reflejos, poesía (2000); Poesía Concertante, (2001); Guillotinas, poesía (2002); A lápiz, poesía (2004); Renuevos de sombra, poesía (inédito); Detective por error y otro cuentos (2005); Más cuentos (inédito); Bernardo a través del espejo, teatro (2006); Tarde de toros, poesía (2013).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!